Siempre lo digo y no me canso de repetirlo; los niños tienen la clave de la creatividad y el secreto consiste en sorprenderse por todo lo que nos rodea, incluso hasta de lo más trivial. Esa cualidad nos permitirá explorar con mayor profundidad esas capacidades de crear que tenemos en nuestra cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *