REDES SOCIALES: El nuevo quinto poder

Hasta ahora estamos logrando vislumbrar el inmenso y creciente poder de las Redes Sociales.

No muy lejos, a principios del siglo XXI La humanidad se sentía en la cima de la modernidad y el cambio de milenio aumentaba más esa sensación. La Internet avanzaba a pasos que parecían acelerados y lo sitios web, cada vez eran más deslumbrantes en diseño y movimiento, aunque no en velocidad.

Internet era considerado una gran novedad pero no se le daba suficiente importancia; se percibía más como un lujo estar en él, que una necesidad.

Con el paso de los años y el avance de la tecnología, progresivamente las variadas herramientas multimedia fueron enriqueciendo la red y todos comenzamos a volcar nuestra vida hacia ella y hacernos cada vez más dependientes de su existencia. Tanto así, que hoy día, la realidad se confunde peligrosamente con la ficción.

Navegando en nuestras redes vemos de pronto la foto de un famoso cantante y debajo de ella un texto que anuncia su muerte repentina. Por supuesto que tiene un enlace a un sitio web, pero a pesar de lo absurdo que suena su nombre pasa por nuestros ojos con poco o ningún análisis y aún así creemos a ciegas y viralizamos la noticia sin constatar en otros medios la veracidad de dicha información.   Es lo que conocemos como «Fake News» y nuestro afán por conseguir «likes» a cualquier costo, está permitiendo que esas noticias falsas pululen y se conviertan en un arma tan peligrosa como una de fuego.

Me he preguntado, cómo es posible que nos dejemos embaucar, pero llego a la conclusión de que hay dos tipos de personas que comparten las «Fake News»:
1. Aquella que lamentablemente es ignorante en el tema y por ende muy influenciable.

2. La que a pesar de sospechar del fraude, se hace el de la vista gorda con el fin de lograr un mayor protagonismo entre sus seguidores y los futuros que podrá lograr al compartir información escandalosa.

Estar o no en alguno de estos perfiles es total responsabilidad de cada uno de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *